miércoles, noviembre 09, 2005

¿Por qué se llama esto así?

Pues por un motivo muy poco original en esencia: por un sueño.

Lo tuve hace mucho tiempo, cuando los dinosaurios dominaban la tierra, los volcanes se enfadaban con más frecuencia que ahora y yo estudiaba –o hacía que estudiaba– BUP. Fue uno de esos sueños de los que te despiertas con esa magnífica sensación de maravilla que te provocan las buenas historias.

El sueño iba de una casa encantada: la casa de la Colina Negra. Yo vivía en ella y estaba llena de las más extrañas criaturas. El sueño era tirando a sombrío, aunque de una tenebrosidad divertida. Por ejemplo, atorado en la chimenea estaba el esqueleto del genuino Papa Noel, con trineo y renos incluidos. En la piscina había un tiburón –elemento onírico por lo visto recurrente, a tenor de los anuncios– que se zampaba todo lo que se metía en ella. También había una especie de criatura informe que daba tumbos por los pasillos. Y un hombre lobo –tomado quizá prestado por mi subconsciente de la Familia Monster– que siempre estaba hambriento..

Aparte de esa sensación de maravilla con la que desperté y de la fauna que poblaba el lugar, sólo tengo el recuerdo de una escena delirante en la que un par de policías me interrogaban, a la puerta de la casa, sobre el descuartizamiento de un lugareño. Yo respondía a sus preguntas con toda seriedad, inmutable, sin abrir del todo la puerta porque justo tras ella estaba el ya mencionado licántropo, que intentaba por todos los medios posibles esquivar mis puñetazos y patadas para saltar sobre los policías. Por lo visto se había quedado con hambre.

Sí, tengo unos sueños muy curiosos. Y como creo en el reciclaje muchos de ellos hasta los escribo.

Cuando me desperté tuve claro que escribiría una novela sobre una casa encantada, una casa muy parecida a la que había soñado. Podría decir que quería hacerlo para intentar transmitir a un posible lector esa sensación de maravilla con la que había despertado, pero la razón es mucho más sencilla y egoísta: quería volver a la casa de la Colina Negra.

Y por eso mis dos blogs se llaman así.

Y por eso, si todo va bien, mi próxima novela se llamará “La casa de la Colina Negra”

13 Comments:

Blogger Alfredo Álamo said...

Haciendo ya publicidad y todo... vaya, vaya... Bueno , un saludo y bienfffenidooo al fffflooooogspot.

11:45 a. m.  
Blogger Cotrina said...

Pues esto no es nada, ya verás cuando salga el libro ;) -creo que en los últimos tiempos he tenido demasiado trato con Luis Prado...-

Y grrrafffffffias por la fieeeeeeeenfeniiiiiida

Un saludo

1:27 p. m.  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

Esto... ejem... y para cuándo sale? :)

1:37 p. m.  
Blogger Cotrina said...

Si todo va como debe, que nunca se sabe, para el primer trismestre del año que viene. Ya daré más detalles cuando pueda (¡spam! ¡spam!)

1:54 p. m.  
Blogger Nacho said...

¿Y has puesto al esqueleto de Papa Noel en la chimenea... o nos lo vamos a perder?

10:20 p. m.  
Blogger Cotrina said...

Ése queda para la segunda parte ;)

11:11 p. m.  
Blogger Santiago Eximeno said...

Bueno, bueno, otro "Cotriblog", esto es una plaga.
En fins, alimento para mi lector de feeds, que estaba hambriento :)

9:03 a. m.  
Blogger Cotrina said...

Yo sólo sigo su ejemplo, oh, Maestro :)

9:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

larnax multiplexado!

O_O :)

susanna (temida ninja...)

3:16 p. m.  
Blogger Alfredo Álamo said...

El Alberto Magno, eeeeeh? Ahora podrás comprate tu propio edificio para jugar al Falling en vivo!
Vaya suerte!

3:18 p. m.  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

¡El tercero ya! Vaya máquina, también, diría yo...

6:57 p. m.  
Blogger Cotrina said...

Sí, tengo el pulso tomado a este concurso. Pero tampoco pagan tan bien como para comprarme un edificio y jugar al Falling Live Mode, a lo sumo alquilaré una buhardilla -y un par de paracaídas-

10:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

mucho su comentario ero es lo que hay me parece todo mentira y es un hombre un poco boludon

6:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home